Sports San Nicolás

Fútbol

FUTBOL – Muriel Orlando juega en León de Huánuco de Perú

El goleador Muriel Orlando, oriundo de Conesa,  se incorporó al León de Huánuco, de la Primera División de Peru. Viene de jugar dos años en el fútbol de Malasia, en donde anotó 42 goles. Su trayectoria tiene una muy buena estadística goleadora.-

 

Apenas arribado a Peru, el delantero argentino dijo estar muy ilusionado con volver a jugar en el fútbol peruano. Y es que si no lo recuerdan, Muriel, allá por el 2011, defendió la camiseta de CNI por algunos meses anotando seis tantos.-

 

ORLANDO: "Realmente estoy muy contento de volver a jugar en el Perú, un país que me trató muy bien cuando estuve en CNI. Para los que no se acuerdan de mí, yo me carcaterizo por ser un jugador que se mueve muy bien dentro del área, soy potente y siempre estoy a la expectativa para empujar la pelota al arco rival...",

 

Agregó que: "yo vengo de jugar en Malasia. Por allá estuve dos años y me fue de maravilla, ya que anoté 42 goles en esas dos temporadas, la verdad que pude seguir, pero ya extrañaba un poco esta parte del continente (risas). Por suerte apareció esta oportunidad de León y no la pensé dos veces. Conozco muy bien lo que es jugar en el fútbol peruano y solo me queda trabajar con humildad y dedicación. Sé que León se ha armado bien y trataremos de pelear por el título y clasificar a la Copa Libertadores, ese es nuestro principal objetivo".

 

Muriel, de 24 años de edad, se inició en Atlético Huracán de su país, luego pasó a CNI, retornó al club del 'Globito' en el 2011 y posteriormente en el 2012 pasó al Johor Football Club de Malasia.

 

 

Juan Muriel Orlando nació el 18 de marzo de 1989 en Conesa y debutó en         2009 en Huracán, en donde también hizo su paso por las inferiores como delantero.-

 

MAS DATOS

Debuta oficialmente en la Primera División del fútbol argentino el 13 de setiembre del 2009, bajo la dirección técnica de Ángel Cappa. Ingresó a los 57' por Federico Laurito, en el Apertura de ese año ante Godoy Cruz en el Estadio Feliciano Gambarte. Desde allí solo disputo diez partidos, entrando solamente en tres desde el inico del partido, sin lograr anotar ningún gol.

En el año 2011 es transferido en calidad de préstamo al Colegio Nacional de Iquitos donde anotó 6 goles en el Campeonato Descentralizado 2011. Pero finalizado su contrato tubo que regresar a su club de origen porque el precio de su pase 500.0002 le resultaría imposible pagarlo para el CNI.

En su regreso al club, no fue tenido en cuenta y relegado del plantel de primera para practicar con los dirigidos de Nestor Apuzzo.

En 2012 viaja a Malasia para integrar las filas del Johor Football Club en donde participa en 16 partidos de la Malaysia Premier League convirtiendo 16 goles, 1 partido en la Malaysian FA Cup y 6 partidos en la Malaysia Cup anotando 5 goles, entre ellos el gol más rápido de la historia de la copa en 17 segundos.

 

 

SUS ANTECEDENTES

Desde su pueblo Orlando había partido hacia Huracán, con el que debutó en la máxima categoría el 13 de setiembre del 2009, ingresando a los 57 minutos en reemplazo de Federico Laurito. Ese equipo dirigido por Angel Cappa vivía por entonces la traumática era post Pastore, Defederico y Bolatti. Fue en el Apertura de ese año y ante Godoy Cruz en el Estadio Feliciano Gambarte de Mendoza cuando hizo su aparición en el fútbol grande de la Argentina. Disputó diez encuentros en Huracán -tres desde el inicio- antes de que una dura lesión lo alejara de las canchas. Cuando se recuperó, Orlando se encontró con las puertas cerradas del plantel superior y debió emigrar en busca de nuevas oportunidades. Así fue que arribó a préstamo en 2011 al CNI. Pero finalizado su contrato tuvo que regresar a su club de origen porque el precio de su pase (500.000 dólares) resultó imposible de ser abonado por la institución peruana, que lamentó su partida.

 

Sin embargo, en su vuelta a Huracán – y a pesar de que estaba en los planes del técnico Néstor Apuzzo- los dirigentes decidieron prescindir de sus servicios. De esta manera, tuvo que partir nuevamente, ahora con el pase definitivamente en su poder. Fue allí que apareció en su camino Malasia. En ese fútbol desconocido para muchos resurgieron sus ilusiones, siempre a fuerza de goles. Esos goles que ahora llevó a Perú, con el firme propósito de mantener su romance con la red.