Sports San Nicolás

Voley

Rojas, campeon indiscutible

Foto: Rojas Scholem, indiscutido campeon de la LLiga Argentina Rojas Scholem se coronó campeón de la Liga Argentina de Clubes 2001-2002 tras vencer a la UBA por 3 a 0 (25-21, 25-20 y 25-19) en el quinto partido de la serie final pactada al mejor de siete. Frente a más de 2500 personas que le dieron un marco de color y calor a la jornada, Rojas fue superior en todo el partido y logró el ansiado título. El campeón fue el mejor equipo de la etapa regular, manteniendo un récord de 18 partidos invicto y adjudicándose el Torneo Súper 4. En el primer set, el conjunto local dominó en ataque por el centro aprovechando la ausencia por lesión del armador titular de UBA, Cao Herrera, quien es una de las armas fundamentales en el bloqueo universitario. En la visita, sólo Leonardo Patti (el máximo anotador del partido con 18 puntos, siete en la ofensiva) resistía los embates del local. Pese a que Rojas estuvo arriba en el marcador, el resultado se mantuvo cerrado hasta el 22-20. A partir de ahí, Marcelo De Moura se encargó de poner el 25-21 final. En el segundo parcial, Rojas explotó a la dupla ofensiva Pablo Peralta-De Moura y desmoronó al rival. Estando siempre arriba, los locales ajustaron el bloqueo y anularon a los atacantes de los dirigidos por Ricardo Solla. El entrenador de la UBA recurrió al banco de suplentes para encontrar las respuestas ausentes en la cancha. Javier Pellegrini ingresó por Javier Soldi y Martín Furesi por Máximo Torcello, pero no lograron remontar el tanteador. En los puntos finales, Rojas jugó sin presiones sabiendo que el festejo estaba cerca, muestra de ello fueron algunos tantos conseguidos por Hernán Ferraro y Hugo Conte, que marcó 13 tantos y se encargó de sellar el resultado favorable que le dio el primer título a Rojas Scholem. Luego del encuentro todo fue una fiesta, los jugadores, el cuerpo técnico y la las 2500 personas presentes, se unieron para disfrutar la merecida victoria. "Disfrutamos punto a punto la fiesta de la gente que desde las ocho de la mañana estuvo haciendo cola para entrar. Esto no es comparable con la selección, ya que ahí se mezcla mucho público, en cambio acá todos sienten sólo a Rojas", manifestó Peralta emocionado. Por su parte, Conte agregó: "Esto es algo muy fuerte. Ganar este torneo me da ganas de seguir jugando, sobre todo porque después de la lesión pensé que no iba a llegar a vivir este momento. El proyecto "Crecer en Rojas" empezó como una Ferrari: ganando un campeonato de Fórmula 1. Pensamos que esto era imposible en el país".- Rojas: Ferraro, Conte, Pablo Peralta, Bidegain, De Moura, Porporatto, Marcelo Silva (L)(f.i.); Eduardo Rodríguez, Spinelli, Gabriel Gómez DT: Juan Manuel Barrial. UBA: Patti, Costa, Obeid, Torcello, Walter Borrero, Soldi, Mendoza (L)(f.i.); Pellegrini, Furesi, Ojea. DT: Ricardo Solla. COMENTARIO ESPECIAL Reconocer lo merecido (por Matías E. Rosa - Prensa UBA Deportes) Lejos de lo que nos enseñaron en fábulas desde niños, esta vez Goliat venció a David. Rojas Scholem, el equipo que ganó más partidos a lo largo del torneo, derrotó en 3 sets a la UBA y se adjudicó el título de la Liga Argentina de Clubes. Con un marco de 2420 hinchas del local y otros 80 que apoyaron a los universitarios, Rojas se vistió de protagonista y hoy todos hablan de el.- La gente colmó el estadio que hasta hace poco se jactaba de acomodar a 1600 personas y ayer no quedó remedio que inventar huecos para quedarse. Un evento de esta dimensión fue demasiado tentador para los oriundos rojenses, quienes hicieron cola desde las 8 de la mañana para encontrar un lugar privilegiado. Y no era para menos, el vóley había logrado lo que pocas cosa podía: por un lado, que todos los medios de comunicación estén pendientes de esta localidad cercana a Pergamino y a solo 240 km de la Capital; y por el otro, disfrutar de un espectáculo sin precedentes en su historia cada fin de semana.- Scholem fue quien puso el equipo, Rojas se encargó de potenciarlo con el calor y color de su gente (la hinchada más creativa para muchos). Tal la dimensión de este proyecto encaminado por "Crecer en Rojas" que le quitó el protagonismo a una plaza del voley por excelencia como lo es Azul. El fenómeno socio deportivo estuvo decorado con dos condimentos riquísimos: la presencia de estrellas del deporte como Conte y Ferraro y una campaña llena de galardones y elogios, de los que son muestra el récord de 18 partidos invictos entre fase regular y play offs y la obtención del Super 4 y obviamente, el título de Campeón.- El esplendor que se vivió en el final con la prometida vuelta olímpica en la Plaza San Martín, (el obelisco de los rojenses) opacó cualquier análisis que se pueda hacer del partido que selló este triunfo final.- Dos potencias se saludan. Desde el arranque, Scholem sabía que contaría con ventajas: la lesión de uno de los jugadores más importantes de su rival, el efecto que causa la localía (donde sólo perdió dos partidos a lo largo del certamen) y la diferencia de 3-1 que había podido sacar en sus enfrentamientos de Buenos Aires. Sin embargo, supo reconocer a su dignísimo rival y nunca aflojó en su búsqueda por terminar la serie (primitivamente pactada a 7 partidos) en el quinto juego.- La UBA llegaba un tanto diezmada pero con el ánimo intácto para encarar lo que hubiera sido una hazaña. Todos los ojos se posaban en el reemplazante de Cao Herrera, el juvenil Gabriel Costa. El ex-Italiano tuvo un rendimiento que dejó sorprendidos a más de un periodista más allá del resultado final del partido. Tuvo un balance positivo, pelotas precisas y llegadas con sorpresa; una distribución aceptable y alguna carencia en defensa, pero por sobre todas las cosas, nunca sintió la presion de la final. Para los visitantes también rindieron Obeid y -cuándo no- Leonardo Patti. Muchos hinchas de Scholem se preguntaron ayer el por qué de su exclusión en el seleccionado nacional. Si, leyó bien. Los mismos que hace dos semanas insultaron a diestra y siniestra al enérgico atacante de la UBA son los que ayer reconocieron con aplausos su coraje y entrega. Muy bien por ellos. (ver Párrafo aparte).- Un feloz final. El juego en sí duró dos sets. A lo largo del primero, de tramite equilibrado, la distribución en ataque dispuesta por Ferraro inclinó el partido a su favor ante la resistencia del bloqueo universitario, claramente debilitado por la ausencia de Herrera y de Soldi, éste último estuvo en la cancha pero nunca alcanzó su verdadero nivel. En el siguiente período, Peralta apareció en su máxima dimensión y junto con De Moura y Conte, desmoronaron a UBA, al que no le salía ni una. Se puede acotar que Jarque (aquel que decidiera la suerte del polémico encuentro entre Rojas y Azul, en favor de los primeros) dio como correctos algunos ataques dudosos de Super Hugo pero a lo largo del partido esto no fue más que una anécdota. Ferraro potenció los ataques sobre la cabeza de Gabriel Costa y por el centro definió el set.- El tercer set fue muy corto y se destacaron las diferencias que logró sacar el local por sobre la UBA, aunque a esta altura del partido el equipo de Solla estaba compuesto por Patti y Obeid quienes no se entregaron hasta el final. El número 3 de la visita, terminó como goleador de la serie final y del torneo con 617 puntos. Con algunos pasajes del juego que se asemejaron a un show de Ferraro y Conte, el veterano atacante se ganó la gloria cuando definió los ultimos puntos del torneo.- Un festejo digno de lágrimas. Lágrimas de júbilo de un lado y de desconsuelo para algunos jugadores de la UBA. Más allá de todo esto, que es una escena irremediable en una definición, los universitarios obtuvieron un subcampeonato relevante para su corta carrera en la Liga Nacional y, lejos de conformismos, fueron un equipo sólido a lo largo del torneo que dejó en el camino a dos candidatos como Amigos y Olympikus y llegó a la final de la mano humilde de Ricardo Solla.- En medio de la algarabía general, Pablo Peralta dijo: "Incorporamos la fiesta de la gente que desde las ocho de la mañana estuvo haciendo cola para entrar". Por su parte, un hombre identificado por la 22 como lo es el juvenil Gomez (la ovación de la gente provocó su debut, nada menos que en la final) se emocionó: Es algo que no esperaba, estoy muy agradecido con ellos y con el plantel. Cuando Barrial me dijo que entraba, casi me largo a llorar porque fue el único punto que jugué en todo el torneo". El cierre de la fiesta lo puso Conte: "Esto es algo muy fuerte, es difícil hacer realidad sueños importantes en este país. Perder este torneo hubiera sido un fracaso, y ganarlo me da ganas de seguir jugando, sobre todo porque después de la lesión pensé que no iba a llegar a vivir este momento".- Párrafo aparte No suelo disponer de un espacio para mis opiniones pero dado el caso, creo que es conveniente hacerlo público: ¡Felicitaciones, Scholem! A lo largo de la serie critiqué el proceder de algún sector de la hinchada en cuanto al tratamiento hacia los jugadores rivales que se contrastaba con el buen trato que recibí por las calles de Rojas. Pero ayer, supieron demostrar lo grandes que son y por eso (más allá de lo deportivo) creo que se merecen vivir esta fiesta. Ahora, cuando volvamos a enfrentarnos, podré tener revancha. Nos esperamos.- ===== Matías E. Rosa Prensa UBA Deportes TODA LA SERIE UBA 1 ROJAS SCHOLEM 3 El primer parcial fue muy cerrado. La paridad mostraba que ambos equipos estaban decididos a obtener la victoria. Sin embargo la UBA aventajó a su rival gracias al eficaz trabajo de bloqueo, en especial del atacante central Walter Borrero. En Rojas, Marcelo De Moura en ataque y Hernan Ferraro en el armado, fueron fundamentales. A pesar de que al final del set, Cao Herrera debió salir lesionado (esguince en su tobillo derecho) y no volvió a ingresar al campo de juego, en su lugar entró Gabriel Costa, los locales hicieron la diferencia a través de la efectividad de sus máximos artilleros: Leonardo Patti y Guillermo Obeid. Los dirigidos por Juan Manuel Barrial dominaron ampliamente el segundo período del partido gracias a la mejora de Pablo Peralta y Gustavo Porporatto, las figuras del encuentro, en la relación bloqueo-defensa, y así consiguieron llevarse el set sacando una diferencia de diez puntos (25-15). El tercer capítulo fue tan parejo como el primero con la diferencia de que Porporatto y Peralta mantuvieron su nivel y la UBA cometió algunos errores por desconcentración que lo llevarían a la derrota parcial por 2-1. En el último set los locales comenzaron mejor pero nunca pudieron compensar la ausencia de Patti que debió salir expulsado. Rojas aprovechó esta situación y pudo ganar el partido. UBA: Soldi, Patti, Torcello, Obeid, Cao Herrera, Walter Borrero, Mendoza (L)(f.i.), Costa, Furesi, Pellegrini, Ojea. DT: Solla. ROJAS SCHOLEM: Ferraro, Conte, Peralta, Porporatto, Bidegain, De Moura, Silva (L)(f.i.), Spinelli, Eduardo Rodríguez. DT: Barrial. Rojas, por robo. ROJAS, POR ROBO (Especial, por Matías E. Rosa. Dpto. Prensa. UBA Deportes) Que se entienda bien. El titulo refiere a una metáfora de doble sentido: por un lado, el equipo más exitoso de la fase regular demostró en esta serie final por que es el candidato. Tiene el plantel mas variado y espectacular del certamen y tiene a Hugo Conte, nada menos. Pero el otro sentido de la metáfora es realmente preocupante para una Federación que está a punto de organizar un Mundial.- El partido de ayer, en el que Rojas Scholem sacó ventaja de 3-1 y puede salir campeón el miércoles en la Fortaleza, fue ensuciado por una designación muy poco acertada del cuerpo arbitral. Tanto Mendoza como Casamiquela habían dado muestras de debilidad en la serie semifinal entre la UBA y Olympikus cuando no podían "manejar" el temperamento de algunos jugadores, lo que provocó tarjetas amarillas y protestas en el público presente. Ayer, la historia se volvió a repetir.- Las casi 2200 personas que exigieron la capacidad del estadio O. Carlomagno, le dieron un marco dramático a la cuarta final. Esto se extendió al campo de juego y a la dupla arbitral que no estuvo a la altura de los acontecimientos. En una actitud poco feliz, Mendoza amonestó y expulsó a Leonardo Patti por protestas (reiteradas, es cierto, pero provocadas por festejos provocativos por parte de algunos jugadores de Rojas) y "compensó" su sentencia con una amonestación a destiempo para el ídolo visitante Hugo Conte, quien le "dirigió" el partido a Casamiquela. El arbitraje intento calmar los ánimos con tarjetas pero las mostró en momentos donde no debía hacerlo. Como apagar un incendio con nafta,el primer juez cometió un acto de irresponsabilidad sobre todo con el espectáculo, que corrió el riesgo de terminar en tragedia. De hecho, si la final hubiera sido entre Olympikus y Rojas, todo hubiera culminado en una batalla campal.- Pero detrás de esto hubo un partido, muy emotivo y digno de comentar, donde el local arrancó con todo. El armador cubano Cao Herrera venía jugando uno de los mejores partidos del torneo (con 2 pts. de bloqueo, 1 ace y 2 en ataque) hasta que llegó el fatídico parcial 19-18. Herrera cayó del otro lado de la red lastimandose el tobillo derecho (luego se determino que era un esguince) y la UBA perdió un arma fundamental. Ricardo Solla había admitido en un reportaje para una página de internet dedicada al vóley la semana pasada que no contaban con recambio.- Ingresó el armador suplente Gabriel Costa (20 años) el pichón del entrenador, procedente de Italiano. Su rendimiento fue de 6 a 7 puntos. Lo más destacable fue que nunca sintió la presión y como dijo Barrial en la conferencia de prensa post partido "...jugó como en el patio de su casa." Sin embargo hay que tomar en cuenta que mide 1.84 m y que la UBA siente los 14 cm de diferencia que tiene el cubano, sobre todo porque en el plantel titular, sólo Borrero, Soldi y Torcello superan el metro 95 cm.- El primer chico terminó en victoria para el local en base a la gran actuación de Patti (7 en ataque), bien acompañado por Borrero (2 tapas y 4 ataques). Con ventaja a favor y preocupados por la lesión de Herrera, el local se fue del partido y Rojas supo aprovecharlo (sacó una ventaja de 7 puntos en el 2do tiempo técnico). Al volver al campo de juego, Patti fue amonestado y la UBA se enchufó cuando ya era tarde. Ni los 6 puntos en ataque de Obeid pudieron con el bloqueo y ataque efectivos de Bidegain, quien ya pintaba para ser figura. A esta altura, el partido ya era hablado (sobre todo con Casamiquela) y nunca se sancionó correctamente los dudosos ataques de Conte (quien varias veces llevó la pelota).- El partido se calentó en un tercer set donde Scholem alcanzó la ventaja en base a la gran cantidad de errores en servicio (3 puntos) y recepción de su rival. Esto se agravó cuando Solla decide sacar a Torcello por bajo rendimiento. Con los ingresos del capitan Pellegrini y Furessi por Soldi al saque, el local perdió altura y sólo dos jugadores en esa rotación superaban el metro 95 (Obeid y Borrero). Esto era una clara ventaja para un equipo como Scholem donde varios superan esa medida. Con coraje, la UBA se acercó 18-19 pero Scholem supo lastimar con De Moura y se llevó el chico. En el cuarto set se generó la polémica: luego de un festejo de Porporato (quien no tiene antecedentes de incitar a la violencia) Leo Patti discutió enérgicamente con el central y con Bidegain, un especialista en el juego sucio de provocar y sacar del partido a los rivales. El primer árbitro Mendoza expulsó al número 3 de la UBA y estó causó un clima hostil en el estadio, no sólo entre los participantes sino también -y esto es lo más peligroso- entre las hinchadas. El caos se agravó cuando Patti desafió a Bidegain a resolver sus diferencias a golpes de puño "a la salida". A esta altura, el partido estaba casi cerrado. La UBA quedó diezmado y sólo Torcello, Costa y Obeid intentaron algo más. Llegó el match ball con una gran actuación de Peralta en el set, instancia que Hugo Conte no desaprovechó. Rojas se puso a tiro del campeonato. Tiene muchas ventajas: poder definirlo de local el miércoles, contar con un apoyo, que se imagina será masivo, por otro lado, la UBA no contará con su armador estrella y está Hugo un hombre que demostró ser decisivo en estas instancias.- Leonardo Patti declaró que "...no quiero meter a todos los árbitros en la misma bolsa, pero con este juez ya tuvimos problemas en la serie semifinal con Azul y no se que puede pasar en Rojas..." También en referencia al arbitraje, el capitan de la UBA, Javier Pellegrini dijo: "es muy dificil para un juez dirigir un partido tan emotivo, no voy a realizar un comentario negativo del arbitraje. Creo que en general se desempeñaron bien." El entrenador Barrial definió el partido en pocas palabras: "Esto fue una fiesta para el Vóley. No creo que haya sido un descontrol; la gente se comportó bien."En cuanto al rival, dijo: "La expulsión de Patti no fue tan significante para nosotros como la lesión de Cao Herrera. Más allá de su lesión, nosotros nos preocupamos solo por nosotros y esperamos cerrar la serie el miércoles". Ricardo Solla tenía sensaciones encontradas, por un lado, el lamento por la lesión de su armador titular y por el otro, la satisfacción por el rendimiento de Gabriel Costa "Por mi experiencia de médico, creo que Cao está descartado. Su esguince es grave y no creo que llegue al Miércoles. Jugar sin el, sin dudas que seá complicado. Sin embargo, confío plenamente en (Gabriel) Costa, hay que tomar en cuenta que nunca jugó un torneo completo y que es el segundo o tercer partido que juega con nosotros".- ROJAS 2 UBA 1 (SERIE FINAL) Rojas Scholem ganó con autoridad a UBA por 3-0 (25-20, 25-19 y 25-21) y puso la serie final de la Liga Argentina (al mejor de siete) 2 a 1 a su favor. Este domingo, a las 18 (otra vez UBA)se mediràn por cuarta vez. El quinto partido es el miércoles 1° de mayo en Rojas (a 240 kilómetros de la Capital).- Rojas impuso mucha agresividad y obtuvo ventaja temprann. Con mayor continuidad en ataque y también haciendo la diferencia con el contragolpe (siete puntos contra tres de su rival en ese ítem), Scholem se distanció rápido: 5-1. Mantuvo el margen y se llevó el parcial, con buenas tareas de Bidegain (seis puntos) y De Moura (siete). El dominio del visitante continuó en el segundo, cuando apareció en escena el genial Hugo Conte (cinco puntos en el set), bien acompañado por Peralta (seis). En el segundo partido, Conte recién había entrado en el tercer set, debido a su lesión en la rodilla derecha. Esta vez, saliendo como titular, les quitó presión a sus compañeros y totalizó 11 puntos. Además del trabajo en ataque, Bidegain aportaba seguridad en el bloqueo (tres), una de las claves del triunfo. La UBA, en tanto, debía conformarse con las intervenciones de Patti (mejor contenido que en el partido anterior) y Obeid. Los demás no aparecían en su dimensión. Encima, Ferraro estuvo en una noche inspirada. El armador les dio juego a los centrales (los locales, en cambio, apenas participaron) y defendió cada pelota como un león. Embalado, Rojas cerró muy bien el partido. Y calentó la final. VICTORIA DE UBA La UBA se impuso sobre Rojas Scholem, en condición de visitante, por 3-2 (19-25, 25-18, 25-27, 25-23, 15-5). Con este resultado, la serie quedó igualada en uno.- En el primer set, Rojas dominó el juego gracias a su gran efectividad en el ataque, especialmente a través de Marcelo De Moura, por posición cuatro, que complicó a su rival tanto en bloqueo como en defensa. Los visitantes no lograban llegar a su nivel de juego y se mostraron desconcentrados. En el siguiente parcial, la UBA bajó la cantidad de errores no forzado y comenzó a utilizar más pelotas de primer tiempo. Además, mejoró el juego colectivo y se solidificó su ataque. El local disminuyó su rendimiento lo cual permitió a los dirigidos por Ricardo Solla conseguir una amplia ventaja durante ese set. A partir de ese momento, los universitarios levantaron su nivel apoyándose en el ataque de Máximo Torcello. Leonardo Patti, máximo anotador del encuentro con 28 puntos, se cargó el equipo al hombro. Debido a este excelente trabajo se convirtió en la figura del partido. El tercer y cuarto parcial fueron muy parejos, con una mejora de UBA en el bloqueo, a pesar de la contundencia de Pablo Peralta y la destacada actuación de Jerónimo Bidegain. El equipo de Juan Manuel Barrial se llevó el tercer set por 27- 25 mientras que los visitantes obtuvieron el cuarto por 25-23. En el tie break, la UBA sacó una gran ventaja cimentada en el alto nivel de juego, en el que además de Patti se destacó Guillermo Obeid, y llegaron al cambio de lado con el resultado 8-2. Rojas no supo reaccionar y achicar la diferencia. Con el marcador en 14-5, la última pelota fue para Patti, quien cerró así su brillante actuación. OPINIONES Tanto Hernán Ferraro como Patti coincidieron en que el partido fue muy hablado: "Rojas jugó en el terreno que no le conviene, esperemos que el jueves volvamos al nivel que tuvimos el viernes pasado y hoy durante el primer set", sostuvo el armador local. Al respecto, Patti afirmó "Ellos formaron un gran equipo, que si juega al máximo te gana, pero que puede tener algunos momentos bajos. Nosotros somos más regulares, estamos siempre en los 7 puntos. Si ellos quieren ganarnos van a tener que jugar para 8, 9 o 10, sino el partido puede ser nuestro". "No jugamos bien por el centro y abrimos demasiado las pelotas. Trataremos de no repetir esto en el próximo partido", analizó Barrial. Por su parte, Solla concluyó: "Más que de los errores de Rojas se tiene que hablar de lo bien que jugó la UBA, que además contó con un jugador decisivo como lo fue hoy Patti". ROJAS: Ferraro, De Moura, Porporatto, Jefferson, Bidegain, Pablo Peralta, Silva (L)(f.i.); Conte, Eduardo Rodríguez, Spinelli. DT: Barrial. UBA: Cao Herrera, Patti, Torcello, Soldi, Walter Borrero, Obeid, Mendoza (L)(f.i.); Costa, Furessi. DT: Solla. SERIE FINAL Jueves 25: UBA - Rojas Domingo 28: UBA - Rojas La serie es al mejor de 7. Los demás partidos son condicionales. EL VIERNES DE ROJAS Con mucha autoridad, Rojas Scholem batió a la UBA por 3-0 (25-23, 25-20, 25-21) en el primer partido de la serie final de la Liga Argentina de Clubes.- El equipo local se mostró sólido. Las claves fundamentales para esta victoria fueron la contundencia en el ataque, debido a la gran actuación de Hernán Ferraro, quien logró dejar a sus puntas en ventaja ante el bloqueo rival, y la destacada efectividad de Jefferson.- Por su parte, la UBA comenzó el encuentro con un rendimiento regular, aunque a partir del segundo set los errores no forzados y la falla en la relación bloqueo-defensa, causaron desconcentración en el equipo y una notoria baja en su nivel de juego, lo cual permitió que Rojas se hiciera más fuerte en todas sus líneas.- El máximo anotador del encuentro fue Jefferson con15 tantos, mientras que en la UBA, Leonardo Patti sumó 12 puntos en su cuenta.- Pablo Peralta, importante en el efectivo bloqueo de Rojas, afirmó: "Tuvimos un muy buen nivel de juego que se basó fundamentalmente en la actitud que demostramos". Juan Manuel Barrial, entrenador del equipo ganador, analizó: "Fuimos muy compactos y jugamos en equipo". "Recibimos mal y no podíamos jugar rápido en ataque porque nunca le llegaron las pelotas limpias a Cao. La presión de la gente influye pero siempre para el juego del local que se potencia. Hay que tener en cuenta que ganamos 3-2 en Azul con un público más hostil, así que eso no tuvo nada que ver con nuestro desempeño, comentó Patti. Por su parte, el técnico Ricardo Solla no buscó excusas: "La gente es motivación pura, para nosotros es una fiesta jugar ante 2300 personas".- ROJAS SCHOLEM: Ferraro, Jefferson, Pablo Peralta, Bidegain, De Moura, Silva(L)(fi); Conte, Spinelli. DT: Barrial. UBA: Patti, Torcello, Cao, Soldi, Walter Borrero, Obeid, Mendoza(L)(fi); Ojea, Pellegrini, Costa. DT: Solla.-